Así impacta en tu cuerpo bajar de peso rápidamente

En primer lugar, recuerda esto: Si te prometen bajar de peso rápido y de forma milagrosa, allí no es, ¡sal corriendo!

Si te ofrecen un programa de larga duración y con una estrategia nutricional personalizada ¡ese es el lugar indicado!

Saltarnos los procesos será negativo para nuestra salud, más aún si el objetivo que estamos buscando es el bajar de peso.

Los seres humanos buscan mayormente los caminos más cortos desde tiempos remotos. ¡No nos damos cuenta qué acumulamos grasa durante años! y lamentablemente buscamos bajar de peso con un programa de 28 días que lo único que hará es comprometer tu masa muscular, alterar tu metabolismo y causar un efecto rebote a corto plazo, y ello no es lo que buscamos.

Sentimiento de culpabilidad:

Al disminuir la ingesta de alimentos de forma muy restrictiva genera mayor ansiedad y cuando apenas comemos algún alimento que nos gusta pero que no está en nuestra dieta, sentimos una culpabilidad enorme. Esto puede llegar a mayores, desencadenando enfermedades como la bulimia o trastornos de alimentación. 

Este es un caso muy común en las llamadas «dietas milagrosas» donde con tal de bajar de peso rápidamente, dejamos de alimentarnos como debemos.

Ingerir pocos alimentos:

Esto podría acompañarse de una dieta poco saludable y sin variedad, afectando directamente con la ingesta de micronutrientes y poniendo en riesgo nuestra salud con deficiencias nutricionales, como hierro, zinc, magnesio y vitaminas en general.

Lo que conlleva a una alteración de las hormonas reguladoras, incluso se ve afectado el ciclo del hambre y saciedad, cuyas hormonas responsables son la la ghrelina y la leptina respectivamente, logrando un pésimo funcionamiento de nuestro organismo. 

Baja ingesta de proteínas, fibra, vitaminas y minerales:

Cuando ingerimos lo mínimo en calorías es muy probable que no lleguemos a nuestro requerimiento de macro y micronutrientes, específicamente de la proteína que es uno de los nutrientes limitantes. Logrando perder masa muscular y que nuestro organismo no funcione de manera eficiente, ya qué no cuenta con vitaminas y minerales necesarios, si esto se prolonga  en el tiempo afectaría negativamente nuestra salud.

El conocido efecto rebote:

Sí, es conocido pero aún muchas personas siguen cayendo en el viejo truco” de perder peso rápidamente a corto plazo. Recuerda que tu cuerpo siempre trabaja “cuidando” tu salud. Cuando existe una restricción severa de energía y  nutrientes éste se pone en alerta y deja de quemar calorías; es decir, hace todo lo contrario, así que en cuanto vuelvas a comer como antes, éste lo guardará en forma de grasa y empezarás a ganar más y más peso porque tratas de ”cuidarte” de la desnutrición (Es el mensaje que ha recibido al momento de restringirte las calorías de forma excesiva).

Bajo porcentaje de músculo y pérdida de masa ósea:

Todo es color rosa cuando logramos bajar de peso rápidamente, pero una gran bajada de peso puede arrasar con gran parte de masa muscular. Esto porque contamos una cantidad limitada de grasa que se puede eliminar semanalmente. Cuando  alcanzamos ese límite, es muy probable que lo que perderemos será masa muscular.

¿Ya viste las grandes consecuencias al perder peso rápidamente sin ninguna instrucción de por medio? En Tr4iner contamos con los mejores especialistas en la salud y entrenamiento físico para qué logres tu objetivo. Da clic aquí y comencemos: https://asesoria.tr4iner.com

 ¡Te vemos dentro!